lunes, 25 de julio de 2016

Los shawarmas de Urdesa y su decadencia


Escribo porque me preocupa la decadencia que ha experimentado el shawarma en Urdesa. Hasta donde sé, fue allí donde nació en Guayaquil, y posteriormente se fue regando a muchas más zonas, hasta el punto de que hoy en día lo encontramos en el sur, en el norte, e incluso en San Borondón, rincón este último donde aún sobrevive sin decaer: con Bekaa, la Taberna Libanesa, Le Bistrot y el Shawarma Damasco, y no cuento Lamb and Chiken, porque una vez me sirvieron mayonesa en vez de toum, y porque la última vez que fui cometieron el sacrilegio de ponerle curry (especia hindú!!!) en lugar de baharat; el cual, aunque tenga variaciones, tiene factores comunes y es lo que se debe usar para condimentar la carne del shawarma.

Toum (la llamada "salsa de ajo") con cantidad adecuada de ajo
 y una textura muy bien cuidada.

Volviendo al punto que me preocupa, observamos que el problema viene dándose aproximadamente hace unos 3 o 4 años —si no me falla la memoria, lo cual sería evidencia de lo antiguo del proceso de decadencia—, que se ha dado fundamentalmente a nivel del toum (la salsa de ajo que acompaña al shawarma), y que radica en algo desconcertante, lamentable y quizá irrisorio si aplicamos el humor negro: a saber, que le han ido poniendo menos ajo cada vez, hasta el punto en que actualmente, o bien no se siente en lo más mínimo, o bien se siente demasiado poco. La excepción a este problema es el nuevo shawarma de Urdesa, llamado El Auténtico Shawarma, aunque ahora no tiene importancia porque es la excepción y el problema aquí es la tendencia dominante, el maléfico mainstream urdesiano que se verifica en todos y cada uno de los demás shawarmas de la zona…

Cedro del Líbano, uno de los restaurantes más inconstantes en su calidad:
los fines de semana el shawarma de res (no es cordero) está mucho mejor
condimentado que entre semana, y unos pocos días el toum suele estar 
aceptable, mas generalmente es mediocre.

Este problema, lejos de ser baladí, equivale a que uno vaya a los restaurantes italianos de una zona y le den un pesto con nada de albahaca, o a que generalmente le pongan una cantidad tan ínfima de albahaca que uno tendría que dejar exhaustas sus neuronas para entender por qué rayos dicen que el pesto es una salsa de albahaca, siendo que en tantos restaurantes le ponen nada o casi nada de albahaca… ¡vaya contrasentido! Y esto que digo no constituye una manifestación de ignorancia, pues en internet uno puede constatar, investigando en distintos idiomas, que efectivamente el toum es una salsa en donde el sabor del ajo pone la nota dominante, igual que la albahaca en el pesto. Véase nada más estos ejemplos (empiezo por el vídeo del chef Kamal):

Como puede constatarse, la clara de huevo parece quedar a la libertad de cada cual, sin embargo la predominancia del ajo es obligatoria para que uno pueda decir que ha hecho toum y no otra cosa, al igual que la no inclusión de yemas.

Este es El Arabito, el shawarma de Urdesa que me ha regalado
más de diez episodios de diarrea. Alguna vez fue el mejor
de Urdesa y uno de los mejores de la ciudad, yo llevo
más de 360 días sin ir desde que la última vez me dieron
una mayonesa vieja en vez de un toum.

Ahora bien, si se da un paseo por los restaurantes árabes de Urdesa (exceptuando el que ya sabemos), usted verá desde intentos agradables por disimular la ausencia del ajo (Shawarma Javivi, Shawarma Beirut, a veces el Malek, solo a veces), hasta intentos aberrantes, aterradores como el monstruo del Dr. Víctor Frankenstein. Tales intentos, de carácter no constante aunque sí frecuente, son propios de lugares como: El Arabito de la calle Guayacanes (no el que está junto a la iglesia San Antonio María Claret, torturando a El Altísimo con su presencia), llamado antes Noches de Beirut, aunque en verdad debió llamarse "Noches de Terror"; La Turquita (de la calle Guayacanes, no el local que está frente a Di Mauro y que era La Fenicia); Al Sultán Grill; y El Arabito (el que está junto a la iglesia San Antonio María Claret). Estos intentos aberrantes van desde darle al cliente una pasta donde el limón predomina con recato y el ajo es mínimo (Al Sultán Grill), hasta darle una cosa terrible y medio transparente (me ocurrió en El Arabito de la calle Guayacanes, que antes era excelente…), donde el limón se siente un poquito, el ajo es ínfimo, la presencia del agua es palpable, y la atroz batuta de sabores la lleva el aceite. Más cuidado: no se espere que sea o contenga aceite de oliva, eso hay que pedirle al buen Le Bistrot, lastimosamente muy alejado de Urdesa.

Este es el Shawarma Javivi: el toum adolece falta de ajo, pero admito
que es aceptable su sabor, además de que la carne está muy bien
condimentada y viene en cantidades abundantes. Es de lo poco
bueno que todavía queda en Urdesa...

Haciendo un paréntesis para tocar el asunto del baharat, tenemos que éste da mucha libertad, pues va desde las 8 especias de la versión turca, hasta las 2 (pimienta negra y pimienta dulce) de la versión libanesa más simple, pasando por las 6 de la versión siria. En este marco, en lo que respecta a Urdesa, no he notado que atenten contra el baharat, —distinto es el antologizable caso del Lamb and Chiken y su curry—, excepto en el humilde shawarma del Albán Borja, donde el pollo no lleva baharat, sino quizá apenas una miga de pimienta negra (necesitaríamos de la adición de la pimienta dulce para tener un baharat en su mínima expresión).

Aquí (izquierda) está nuestro amigo del Alban Borja, que vende ricos dulces,
quipes y falafeles, a excelentes precios. Si lo ven, pregúntenle por qué ya no hace
 el toum tan bueno como antes, y por qué se ha olvidado de ponerle baharat al shawarma. 

Retomando el problema del toum a partir de lo concerniente al shawarma del Albán Borja, vemos que el error allí no es la falta de ajo, sino la presencia de yema, lo cual a mi parecer es mucho menos grave, ya que tampoco es avasalladora la cantidad de yema. No obstante, y al igual que la mayoría de los locales de Urdesa que hoy se muestran decadentes, tenía un toum formidable al comienzo, toum que luego se corrompió (sin llegar a ser malo) justo después de que la esposa del dueño empezara a aparecer en el local (ahora ya no se la ve allí, gracias a Alá…).

Este es Malek El Shawarma. Ir allí es jugar a los dados: ciertos
días (1 en 5 aprox.) el toum está buenek; los otros, se pone malek 

Esto de que al comienzo la mayoría de locales de shawarma de Urdesa tenía un buen toum, es sin duda una triste muestra de adaptación al típico proceder ecuatoriano de empezar haciendo algo muy bien y terminar de forma vergonzosa (ejemplo es la parrillada de cierto emeleccista), igual que cohete norcoreano en una prueba fallida. En este cuadro involutivo, el toum de El Arabito fue el mejor de todos los de Urdesa en aquella época de comienzos, al punto de que era igual o mejor que el de Le Bistrot; aunque en contraste, las últimas diez o más veces que fui a este local, ya hace más de un año (me ofendí tanto que jamás volví), me dio diarrea en cada ocasión… ¿Por qué? Quizá porque, y me baso en las palabras de la esposa del administrador, suelen “reciclar la salsa”; aunque yo diría, aventurándome a errar, que también reciclan el aceite, porque una vez (cierta laxante ocasión) sentí claramente el sabor del falafel en el pseudo toum… Y bueno fuera que se detuvieran allí, pues todas las tardes es posible pillarles cómo dejan, sin nadie que vigile, el pollo a la intemperie por largo tiempo, apagando la llama en lugar de disminuirla, ya que así ahorran dinero, aunque los clientes tengan que gastarse plata extra en exiliar de sus cuerpos a la E. Pillory o alguna otra micro alimaña nociva. No os sorprendáis: si las moscas son capaces de engullir un trozo de mierda con el mismo placer que nosotros pondríamos en un tiramisú de Piccolo Mondo, ¿cómo no iban a volverse locas al ver tanta carne junta y ya condimentada? Naturalmente la comida libanesa también tiene muchos adeptos entre las moscas, las cuales probablemente ya le han erigido un monumento de gratitud al administrador de El Arabito, y al de El Auténtico Shawarma igualmente; ya que, si bien la comida en este último local es mejor, siempre hay generosas porciones de ají con encurtidos para que las moscas degusten, especialmente si tienen paladar mexicano…


Éste y el de arriba sí son shawarmas serios: vayan a Sam Borondón y no pierdan
el tiempo, pero cuidado (si acaso siguen raros) con el Lamb and Chiken, pues
allí me dieron shawarma con curry (especia hindú) y yo me quedé como que
"WTF... Acaso están jugando a la comida fushion?". 

Hasta aquí mi pintura de este pandemonium gastronómico. No pienso quedarme con los brazos cruzados, esperando y esperando a Godot-Ajo como un Vladimir o un Estragon… Por eso prefiero, y es lo que recomendaría a cualquiera, ir a Sam Borondón y comer en alguno de los locales que mencioné al comienzo, darse un paseo por los mini malls que están pasando Puerto Azul; o, si se busca una opción buena y económica, ir a El Libanés, frente al Garzocentro. De los shawarmas del sur y del norte no hablo porque no conozco, y me santiguaría siete veces antes de ir, dado el trastorno por estrés post traumático (tengo pesadillas con moscas que me miran desde el fondo de la salsa: no se rían, respeten mi dolor...) que Urdesa me dejó. Entonces: si usted desea shawarma, Urdesa no es la mejor idea. Sí, de pronto olvidé al Kosher Pita Grill, pero esa es una propuesta gastronómica bastante diferente al shawarma árabe, por lo que no sería pertinente incluirle y compararle, además de que podría causarle la muerte a alguien con problemas cardíacos si hablo de la relación cantidad-precio que hay allí. Así pues, me despido, e invito al Sr. Epicuro a verificar el horror, aunque previniendo que no le vean la actitud de crítico gastronómico, o entonces le servirán un toum perfecto o casi perfecto, puesto que la hipocresía es parte de estos locales de Urdesa, y eso se evidencia en que los viernes y sábados las cosas suelen volverse levemente buenas, a veces buenas (como cuando juega Emelec con Barcelona), y generalmente menos malas.

ANEXO DE ACTUALIZACIONES:
16 de Agosto del 2016: Resulta que ahora El Auténtico Shawarma ya no pone ajo. Al menos, cuando yo fui, eso fue lo que encontré. Una cosa simple, que no sabía a nada, peor al menos se notaba que era un aceite bueno y fresco (no era oliva, por sea caso). Por otra parte, me sorprendió que el Shawarma Nemer, justo al frente de El Auténtico Shawarma, ha mejorado mucho su salsa. No está excelente, pero está bastante buena; y, si bien no está en la cantidad adecuada, por lo menos se nota que lleva algo de ajo, aunque además se ve que tiene otras cosas, las cuales le dan un sabor agradable y peculiar. Por su parte, en el Albam Borja parece que ya al fin dejaron de ponerle yema al toum, por lo que mejoró. Ahora bien, en cuanto al resto de shawarmas de Urdesa, siguen valiendo paloma (o sea, son pésimos), si se me permite la expresión, tan guayaca. 

Osama Bin Laden, feliz mientras cocina un shawarma en Urdesa
para dárselo a George Bush

domingo, 24 de mayo de 2015

domingo, 11 de enero de 2015

Lo mejor de Bad Religion (según mi falible opinión)

Me costó muchas horas hacer esta antología, pues tuve que escuchar todos y cada uno de los álbums de Bad Religion. Es un gran grupo, aunque sus primeros tres álbums no fueron la gran cosa, pero luego crearon obras maestras como Recipe of Hate (si no mal recuerdo el título del álbum). En todo caso, me parecía que las recopilaciones de youtube no eran buenas, así que fui paciente e hice la mía propia, que aquí les dejo para que la descarguen. 


Las canciones son: 


jueves, 11 de diciembre de 2014

Entrando en la Oscuridad

Si creen que lo han visto todo en internet, todavía les falta Entering Darkness, un vídeo musical del grupo de metal Eibon. Moscas, huracanes, cabezas lamidas por el polvo y olvidadas por la vida, balas de tanques rugiendo en el campo de batalla, y el constante retorno del rojo junto a las siluetas poseídas de los músicos invadidos por el frenesí de lo macabro, por el placer de tocar esas cimas de destrucción que nos amenazan con volver a la nada primigenia...














https://www.youtube.com/watch?v=m6cOvsOgbQI

martes, 26 de noviembre de 2013

Silent Hill 1: Soundtrack

En esta ocasión vengo a presentar una banda sonora que no solo es, sin duda, una de las mejores en su género. Sino que también pertenece a uno de los mejores juegos en la historia.

El soundtrack de Silent Hill 1. Compuesto por Akira Yamaoka.


Artistas: Akira Yamaoka, Vanessa Quiroz
Año: 1998
Tracks:
  1. Silent Hill
  2. All
  3. The Wait
  4. Until Death
  5. Over
  6. Devil's Lyric
  7. Rising Sun
  8. For All
  9. Follow the Leader
  10. Claw Finger
  11. Hear Nothing
  12. Children Kill
  13. Killed by Death
  14. Don't Cry
  15. The Bitter Season
  16. Moonchild
  17. Never Again
  18. Fear of the Dark
  19. Half Day
  20. Heaven Give Me Say
  21. Far
  22. I'll Kill You
  23. My Justice for You
  24. Devil's Lyric 2
  25. Dead End
  26. Ain't Gonna Rain
  27. Nothing Else
  28. Alive
  29. Ever Again
  30. Die
  31. Never End, Never End, Never End
  32. Down Time
  33. Kill Angels
  34. Only You
  35. Not Tomorrow
  36. Not Tomorrow 2
  37. My Heaven
  38. Tears Of
  39. Killing Time
  40. She
  41. Esperándote [Vocales: Vanessa Quiroz]
  42. Silent Hill [Otherside]

Peso del archivo comprimido: 83.9 MB
Servidor: MEGA
Uploader: ExenderVes

sábado, 14 de septiembre de 2013

Nombre: Escaleras
Autor: ExenderVes
Género: Psicológico
Palabras: 605
Sinopsis: ¿Qué hay al final de las escaleras?

"Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti"
-Friedrich Wilhelm Nietzsche-

________________

Ryan observó las escaleras. ¿Cuántos eran?¿Dieciséis?¿Veinte? Ya había olvidado hacía tiempo la cantidad de escalones de las escaleras de su casa, tiempo atrás solía sabérselos de memoria, incluso los contaba cuando iba a hacer el amor con su esposa. Pero de aquellas noches de sexo había pasado ya tiempo, comenzó con la impotencia. Algo raro en un hombre tan joven como él, a sus treinta y cinco años, su "cosa" había dejado de servir para otra cosa más que orinar. Y luego vino el cáncer. Pero de eso hacía ya también tiempo. Y no quería recordar.

Ahora, borracho, examinó de arriba a abajo las escaleras con la mirada, como si estuviera tratando de ver a través de ellas. Fue entonces que oyó un golpe seco en el segundo piso. Comenzó a pensar, ¿Qué era?¿Qué había allí, escondiéndose en el umbral?¿Qué había arriba de las escaleras? De repente, concentró aun más su mirada en la oscuridad frente a él; y no pudo evitar sentirse observado, ¿Qué era aquello?¿Acaso era un monstruo que esperaba un descuido suyo para matarlo y comerse a su hija?

-¡NO! Jamás tocarás a mi hija, monstruo, gritó en tono de héroe de película a las escaleras. Su hija salió de la cocina a sus espaldas y le preguntó si todo estaba bien. Él no hizo más que mirarla fijamente y decirle que volviera de inmediato a la cocina. Que era por su bien, la joven e inocente María asintió y volvió por donde vino.

Ryan colocó nuevamente su mirada en lo alto de las escaleras. Estaba decidido a conocer qué se ocultaba allí, en la oscuridad. ¿Acaso era una sombra amorfa?¿La cual esperaría a que él demostrase sus miedos y debilidades para tomar sus formas?¿O sólo era su imaginación de escritor volando a toda velocidad a lo largo de su mente? Después de todo, una de sus frases favoritas era una sacada de un libro de Stephen King. "Un escritor es un hombre que ha enseñado a su mente a portarse mal". ¿De dónde era?¿La niebla?¿Misery?¡No, un saco de huesos! Si, de allí era.

No, pensó. Su mente no podía ser la causante de aquello, su imaginación estaba completamente muerta últimamente, sufría del enemigo mortal de todo escritor, el tan conocido bloqueo de escritor. O cómo a su profesor de literatura le gustaba llamarlo, el harakiri de la imaginación. De repente, otro sonido. Se hartó, dio un paso al frente y habló:

-¿Quién anda ahí?

Rosa... El nombre de su mujer le vino a la mente de forma instantánea, sin explicación alguna. Y entonces vio tomar forma en lo alto de las escaleras una figura femenina, la cual caminó fuera de su vista.

-Ah, conque eras tú, querida. -Dijo Ryan, mientras comenzó a subir las escaleras, las subió lentamente, estaba tan alcoholizado que con sólo pensar en dos más dos podría caerse de culo y terminar donde había comenzado. Al terminar de subir, decidió que daría su mejor esfuerzo. Haría lo imposible por volver a tener otra noche de sexo con su mujer, era lo que más necesitaba en aquel momento, para olvidar las cosas estúpidas que el alcohol le había hecho imaginar a los pies de las escaleras.

Segundos más tarde, mientras Ryan entró en su habitación en el segundo piso siguiendo a la sombra y cerró la puerta. Su hija estaba saliendo de la cocina, oyó la puerta cerrarse y pensó en lo mucho que amaba a su padre. Deseaba que viviera mucho más, después de todo. Era la única familia que le quedaba.

Oh madre, cómo te extraño. Pensó, y volvió a entrar a la cocina, para seguir dibujando.

miércoles, 31 de julio de 2013

La brujería binaural de Giles Corey

Cifrando un estado de trance a través del sonido
Señores (y señoras), les invito a probar un cd experimental que podría conducirlos a una experiencia trascendental. Esto es sencillamente MAGISTRAL. Este álbum experimental, a través de las ondas binaurales (que conducirán vuestros cerebros a determinados patrones de actividad), los efectos de sonido y la música ambiental (estos últimos elementos, encaminados a desatar determinadas asociaciones en vuestras mentes, vinculadas al tema de la muerte pero siempre en un margen de libertad imaginativa asociada a nuestros imaginarios personales), intenta conducir al usuario a una experiencia cercana a la muerte. Ahora, de nada les servirá escucharlo con los ojos abiertos y de poco con los ojos cerrados pero las luces prendidas. Deben escucharlo con los ojos cerrados y todas las luces apagadas, preferentemente acostados (boba arriba es mejor, les fluirá más la imaginación). Aquí les dejo un artículo sobre el álbum, y un link en youtube para que puedan descargar (con programas como aTube Catcher) el audio y oírlo CON AURICULARES (sin auriculares no sirven las ondas binaurales) en su reproductor musical. Disfruten recreando la muerte ;)

ARTÍCULO: http://pijamasurf.com/2013/03/la-brujeria-binaural-de-giles-corey-transmisiones-fantasmagoricas-a-traves-del-sonido/

ÁLBUM PARA OÍR Y DESCARGAR EN YOUTUBE: 
http://www.youtube.com/watch?v=3Iz6HIzpf-0


martes, 16 de julio de 2013

Dark Tranquillity - Projector [Traducción del álbum]

Saludos, en esta entrada del blog voy a presentar las letras del álbum Projector, de Dark Tranquillity. Las cuales fueron traducidas al español por mi mismo. En caso de notar algún error, siéntanse libres de corregir mi traducción... ahora los dejo para que disfruten las excelentes letras de un excelente álbum

domingo, 23 de junio de 2013

El Cráneo


Bueno, este es el primer minirelato que escribí. Para un concurso, espero que les guste...

EL CRÁNEO


No hay placer que no tenga por límite el pesar – Lope de Vega (1562-1635)

PRÓLOGO

     Michael había comprado aquel cráneo en una exposición de reliquias exóticas. Había captado su atención lo que el vendedor había dicho.  “Dicen los nativos que aquel que pudiese liberar el verdadero potencial oculto dentro del mismo,  habría de ser capaz de llevar su mente y cuerpo al límite. Conociendo todo lo descubierto y aún no descubierto por la humanidad,  y experimentando el mayor placer físico posible”. 
     
     Lo segundo era lo que más atraía a Michael. A diferencia de toda su familia no le importaba seguir con el negocio familiar, ni trabajar. Se le había subido a la cabeza la idea de vivir libremente, mezclada con ideas hedonistas, excepto las de tipo de la escuela de los epicúreos, ya que él consideraba como único placer mayor al de tipo sexual.  Así vivía Michael, llevando su vida por los caminos del hedonismo. Buscando obtener el placer que tanto había anhelado durante toda su vida. Y al pagar al dueño de la tienda por el cráneo, sintió que estaba más cerca que nunca de cumplir su sueño. No fue hasta dos días después que lo lamentó.

DÍA 1
     
     La casa que Michael venía rentando hacía ya tres semanas estaba en un vecindario tranquilo en las afueras de su ciudad natal. La mayoría de las casas estaban deshabitadas, debido a que criaturas salvajes habían ingresado en varias de las mismas y robado comida a los dueños. Por lo que decidieron irse a zonas más metropolitanas y habitadas. La única persona cercana que Michael conocía era su vecina de la casa de enfrente. La señora Anna, ya jubilada a sus 70 años. Michael la había ayudado varias veces, sacando su basura o cortando su pasto. Odiaba trabajar, pero siempre había sentido empatía por la gente mayor. Por lo que decidió que no lo mataría ayudar a la señora una o dos veces por semana. La tarde que Michael compró el cráneo, Anna no se encontraba en casa, su hijo la había ido a buscar para que pasase la tarde junto a sus nietos en una plaza casi al otro lado de la ciudad. Así que cuando Michael llegó a su casa, no logró ver a su vecina en la ventana superior, como solía pasar las tardes, observando el atardecer. No, estaba realmente solo en toda la calle. Entró rápidamente a su casa, caminó a la cocina y apoyó el cráneo sobre la precaria mesa de madera sobre la cual solía comer. Caminó nuevamente hacia la puerta y colgó su abrigo. 

     Tras eso, tomó el cráneo entre sus manos y subió apresuradamente las escaleras hacia su habitación. Se sentó en medio de la misma, estaba casi vacía, sólo habían en ella un colchón, unas cuantas revistas pornográficas y una bolsa llena de preservativos usados (recuerdos de pasadas visitas de prostitutas que él había contratado). Ya sentado, levantó sus manos para poner el cráneo a la altura de su cara y lo observó de frente. Poniendo toda la atención posible. El cráneo tenía dos gemas de color rojo insertadas donde antes habían de ir los ojos de su ya difunto dueño.  La gran mayoría de los dientes estaban desaparecidos. Sólo había tres dentro de la blanca dentadura del cráneo. Tras estar en esta posición Michael se dio cuenta de que tenía mucha hambre. Por lo que decidió dejar la investigación sobre los poderes del cráneo para más tarde, y bajó a ordenar una pizza por teléfono. En el mismo instante en que él terminó de ordenar la pizza, las gemas del cráneo despidieron una luz fuerte. Como si algo se hubiera encendido dentro de ellas. Michael cayó desmayado.

NOCHE 1

     Michael abrió los ojos para encontrarse en una habitación oscura. No había ninguna fuente de iluminación. Sólo dos enormes ojos rojos como la sangre frente a él. Una voz le susurraba… “Los ojos… Los ojos son la  clave” . De repente, un grito desgarrador… “¡NO LO HAGAS!” Pero no fue un grito. Sino tres gritos al unísono. Tres voces gritaron lo mismo. Antes de que pudiera reflexionar sobre lo que acababa de pasar, una voz lo despertó. El pizzero, al ver que nadie contestaba llamó a la policía. Dos oficiales habían ingresado a su casa y lo encontraron desmayado. Michael se levantó, agradeció a los oficiales y pagó al pizzero. Y mientras comía la pizza que había ordenado, intentó hallarle sentido al extraño sueño que había tenido. 
     Tras haber terminado la cena, ya había elaborado una teoría sobre el sueño. Subió las escaleras, entró a su habitación, levantó el cráneo en alto y presionó sus ojos. Nada. No pasó nada. Frustrado, decidió que a lo mejor debería descansar y pensar mañana, con la mente más relajada y descansada. Por lo que se acostó en su colchón y se dispuso a dormir.

DIA 2

     Eran ya las dos de la tarde y Michael aún no se despertaba. Quien ya estaba despierto, en cambio, era el cráneo. De hecho, ni siquiera había dormido. Observó a Michael dormir durante toda la noche. Era lo único que podía hacer de momento, observar. En cuanto fuese activado por completo, sería capaz de mucho más. 
NOCHE 2

     Aproximadamente a las cuatro de la tarde Michael despertó. Ni bien se levantó del colchón, se sentó frente al cráneo y, usando todas sus fuerzas, apretó las gemas del mismo. Estas, en determinado momento, cedieron ante la fuerza de sus pulgares. Y la habitación se oscureció frente a él. De repente, observó cómo emergían de la oscuridad dos ojos rojos como la sangre. Tal y como los había visto en su sueño, sólo que ahora esos ojos formaban parte de una cabeza. Sin embargo, esa cabeza no pertenecía a ningún cuerpo. Flotaba en el aire, se acercó a Michael y le dijo sin hablar.

“Has resuelto el acertijo”

Michael, comenzó a pensar en los placenteros premios que habría de recibir a continuación,  y con tan solo imaginarlos, obtuvo la erección más grande que en toda su vida había tenido.

“Sin embargo…”  le dijo la cabeza, interrumpiendo su imaginación “…esta prueba no es más que una decisión. Entre placer, o una vida larga. Has de hacer tu decisión.”

Michael no dudó en pensarlo. No quería vivir por siempre.

“Placer” respondió.

“Se dará placer”, dijo la cabeza. 

     Y de repente,  Michael pudo ver detrás de sí a las cinco mujeres más hermosas que jamás había visto. Se acostó sobre su colchón y se preparó para la experiencia de su vida. Y de repente, observó tras las mujeres alas de apariencia demoníaca. No tenía problema, no le molestaba tener relaciones con un demonio si eso le traería placer. El verdadero susto llegó a él cuando observó que las mujeres traían en sus manos. Gritó. Gritó y gritó. Pero nadie escuchó.

DIA SIETE
     La señora Anna ya estaba preocupada. Hacían siete días desde que había visto a Michael por última vez. Por lo que llamó a la policía. Tres oficiales ingresaron junto a ella a la casa de su vecino. Para encontrarla deshabitada. No se hizo denuncia, según los oficiales era normal en gente con su “estilo de vida”. Vivían unos días en un lugar, y al otro eran capaces de estar en la otra punta del mundo. La anciana exploró la casa, ningún rastro de su vecino. Lo único que encontró en el segundo piso, en una habitación fue un cráneo. Le llamó demasiado la atención que tuviera gemas rojas incrustadas en las cuencas oculares. Decidió que mañana mismo la vendería en la venta de jardín que venía pensando hacer hacía semanas. Observó con detención al cráneo, estaba en muy buen estado. Lo único que seguramente reduciría su valor es que faltaba la gran mayoría de los dientes. Solo tenía cuatro dientes en perfecto estado.

------------------------

NOTA: La imagen no es mía.

Saludos